la vía vegana • salud • medioambiente • protección animal

El Sello Bío Europeo

Sello bío europeo. Sello ecológico europeo

El sello bío de la UE (Logo Bío de la UE) es una de las etiquetas para alimentos más conocidas. Podemos analizar qué es lo que ofrece y qué problemas plantea.

El que quiera promocionar sus productos con el sello «bío» o «ecológico», o de «cultivo ecológico controlado», necesita desde el 1 de julio del 2010 una etiqueta Bío europea.

Bajo la etiqueta bío de la EU el 95% de los ingredientes tiene que ser bío. Esto es porque hay ingredientes que no se pueden encontrar demostradamente en calidad bío, por ejemplo agua o sal.

Los controles de los productos bío de la UE tienen lugar una vez al principio y después una vez al año, y una de cada cinco veces sin avisar. Un abuso puede acabar en una pena incluso de cárcel.

Para los críticos, y con razón, esta etiqueta es una especie de «bio light», pues al fin y al cabo encubre muchos intereses europeos.

Pero para los críticos, y con razón, esta etiqueta es una especie de «bio light», pues al fin y al cabo encubre muchos intereses europeos.

Las semillas de los productos BIO de la UE pueden ser también convencionales si no hay suficientes de calidad bío en el mercado. Solo no se permite un tratamiento anterior químico o genético.

Los agricultores no tienen que hacer solo cultivo ecológico, (lo que no ocurre, por ejemplo, con otras etiquetas bío regionales o de asociaciones). Esto no solo contradice el espíritu de la protección medioambiental, sino que alberga el peligro de la contaminación de los productos ecológicos, por ejemplo a través de pesticidas.

Los criterios de la etiqueta bio de la UE son:

  • Sin abono o protección química sintético
  • Solo se permiten 70 aditivos, comparado con los 400 que se permiten en la industria convencional
  • Sin transgénicos
  • Sin radiación
  • Sin edulcorantes (con excepción del eritritol), estabilizantes, colorantes sintéticos, conservantes o reforzantes del sabor
  • Sin vitaminar o mineralizar ( a no ser en productos en los que lo preescribe la ley como puedan ser los alimentos para bebés)

Las empresas que producen a la vez bío y convencional tienen que separar su producción en el espacio y en el tiempo. Pero hay asociaciones ecológicas que no permiten que lo ecológico y lo convencional tengan lugar en la misma empresa, así que en este sentido, la etiqueta bio europea es más permisiva.

Las denominaciones ecológico y bío o eco, ecológico o biológico, están protegidas en el marco de la UE. Sin embargo denominaciones como «cultivo controlado», «cultivo respetuoso con el medio ambiente», «cultivo integrado», «natural» o simplemente «controlado» (sin biológico o ecológico) son denominaciones sin proteger y que pueden tener o no un significado no deseado.

A pesar de todo, es mejor comprar productos bío de calidad europea a comprar productos convencionales, es el estandar mínimo para conservar un poco la biodiversidad. Pero no olvidemos que hay empresas que se dedican al cultivo y la producción biológica con estándares mucho más altos que los de la etiqueta bio de la UE. Os podemos nombrar algunos, pero el más llamativo es el del cultivo pacífico, en el que no solo no se ponen transgénicos o pesticidas, sino que prescinde directamente de abono animal y deja una parte del cultivo a los animales del bosque, dando una perspectiva esperanzadora al futuro de la alimentación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Te puede interesar

Artículos relacionados

Sello bío europeo. Sello ecológico europeo

El Sello Bío Europeo

El sello bío de la UE (Logo Bío de la UE) es una de las etiquetas para alimentos más conocidas. Podemos analizar qué es lo

Veganismo en la gastronomía

La creciente demanda de platos veganos contiene un potencial de crecimiento para tu negocio de gastronomía que es enorme. No importa si eres dueño de